Correr, gran liberador

17:41

Hace más de un mes que empecé a correr con una mamá del jardín a la mañana después de dejar a los chicos en el cole. Y la verdad que me gusta porque veo como me voy superando cada día, es una demostración a mi misma que se pueden correr los límites, que está solo en proponérselo y que también es importante escuchar el cuerpo. La primera vez que salí, a la noche me dolían horrores las rodillas pero fui viendo cada vez que corría como iba superándome y ese dolor cada vez aparecía menos. Es loco como el ejercicio físico resulta un liberador de la mente, estás solo con tu alma y tu cuerpo te lleva. Últimamente lo tomo como una terapia, me desenchufa, me recarga energías y me hace sentir más fuerte. Lo gracioso es que hace muy poco que empecé y entre está mamá y otra del cole me quieren a llevar a correr una maratón. Creo que todavía falta para eso, pero ya les contaré!

También te puede gustar

0 comentarios

SUSCRIBITE A LA NEWSLETTER

Recibí en tu casilla de correo cada nuevo post del Blog.

Archivos